¿Por qué llevar la contabilidad al día?

¿No llevas la contabilidad de tu empresa al día? ¡Error! Si quieres saber para qué y cómo llevar la contabilidad al día, este artículo te interesa.

¿Por qué debes llevar la contabilidad al día?

Llevar la contabilidad al día es a la salud financiera lo que el aire a los pulmones: imprescindible. Y no estamos exagerando. Conocer en qué estado contable se encuentra tu empresa es esencial a la hora de gestionar cualquier negocio, independientemente del sector al que se dedique o de su tamaño.

De hecho, toda empresa que se precie debería tener una máxima bien presente siempre: llevar la contabilidad al día, es decir, actualizada y revisada. Solamente así, dispondrá de una fuente de información detallada y real, permitiéndola revisar hasta dónde ha llegado y prever a dónde quiere llegar. Adicionalmente, recordemos que también es importante disponer de estos datos concretos porque Hacienda los requiere.

¿Qué puede pasar si no llevas la contabilidad al día?

Desconocer tu estado contable suele ocasionar bastantes problemas, siendo el más destacable las grandes pérdidas económicas.

Si no controlas cada movimiento, se te pueden escapar cuestiones tan cruciales como cobros de facturas, perdiendo, además, la posibilidad de formalizar una reclamación en caso de que haya pasado el tiempo establecido para ello. Si no controlas tu contabilidad, también se te pueden pasar los plazos de pagos de impuestos, lo que acaba en sanciones por la demora del pago o por no haber aportado la información correcta en el momento preciso.

Y si ello fuera poco, suma el estrés de ver afectadas tus finanzas. ¿Cómo evitar esta pesadilla? Con las revisiones trimestrales de la mano de un controller financiero y de gestión.

¿Qué son las revisiones trimestrales?

Las revisiones trimestrales son un análisis detallado de la contabilidad empresarial al finalizar cada trimestre para verificar que la contabilidad refleja la realidad de la empresa y asegurar que las finanzas están al día y en orden. Gracias a este chequeo periódico, los balances siempre están actualizados. Además, estas puestas al día permiten que, al cerrar el ejercicio contable, la revisión final sea mucho más efectiva y ágil, puesto que el grueso de datos detallados se habrá ido revisando a lo largo del año.

Las revisiones contables son complementarias a las reuniones periódicas, las cuales también brindan grandes ventajas a la hora de mejorar aspectos del día a día de la empresa, como por ejemplo, supervisar eficazmente la gestión e inquietudes del negocio.

  • – Préstamos y leasings: repasar que todas las cuotas estén pagadas y no quede pendiente ninguna factura de leasing por contabilizar.
  • – Clientes y proveedores: chequear que los saldos pendientes de cobro y pago sean correctos, así como si faltan por contabilizar facturas de proveedores.
  • – Impuestos: verificar que todos los impuestos estén al día, y si fuese el caso, también los aplazamientos y las devoluciones de IVA.
  • – Inmovilizado: revisar si hay bajas de inmovilizado o si no se ha aportado alguna adquisición.
  • – Existencias: revisar los importes de las mercancías para actualizarlas a un saldo más real y tener un mejor control de estas.
  • – Incidencias: detectar, informar y resolver otros posibles incidentes de origen desconocido, como transferencias y cheques sin identificación, pagos de los cuales no existe factura, saldos de cuentas contrarios a su naturaleza, entre otros.

Conclusión sobre la necesidad de llevar la contabilidad al día

Como vemos, tener la contabilidad revisada y actualizada te permite realizar mejores previsiones sobre tus objetivos empresariales. El éxito empresarial no puede concebirse sin un control profesional y exhaustivo de las finanzas. Básicamente, porque estos chequeos regulares son los que te dan la capacidad de reaccionar, corregir, planificar y seguir progresando.

¡Primera reunión gratuita y sin compromiso!

¿Necesitas una mano experta? En Actiu Consultors nos ocupamos de todo.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?